Durante la historia de la humanidad, el punto de vista teísta más predominante ha sido la religión Politeísta.

El politeísmo implica la veneración a una variedad de dioses, siendo un concepto incompatible con el monoteísmo.

Resulta importante aclarar, que hay religiones que identifican la existencia de varias deidades, pero uno de ellos es el supremo.

Lo anteriormente expuesto se denomina henoteísmo, que es una variante de la religión Politeísta.

En la religión Politeísta los dioses son representados con características humanas muchas veces relacionados con poderes asociados a la naturaleza, pero su función varía conforme al contexto cultural y social.

La religión Politeísta en la antigüedad.

religión Politeísta en la antigüedad

 Precisamente la doctrina de mayor antigüedad es la religión Politeísta, que se extendió por muchas regiones del mundo:

  • Egipto: caracterizado por tener un sistema donde muchos de los dioses con rasgos híbridos animal-humano, poseían poderes relacionados con el universo, como Ra, Osiris, Amón, Isis, Horus, Ptah, Maat, Thot, Seth.
  • Grecia: bajo una dogmática mítica una gran cantidad de deidades controlaban la vida humana, como Zeus, Poseidón, Ares, Hermes, Artemisa.
  • Roma: poseían divinidades con comportamientos y aptitudes semejantes a los humanos, como Júpiter, Juno, Neptuno, Minerva, Venus, Febo, Diana, Plutón.

La religión Politeísta en la actualidad.

religión Politeísta en la actualidad

Hoy en día la religión Politeísta está representada por los siguientes dogmas:

  • Hinduismo: aunque su dios supremo e inmutable es Brahmán, reconocen una gran cantidad con los mismos atributos como Vishnu, Shiva.
  • Sintoísmo: rinde culto a los fenómenos naturales que los creyentes identifican con deidades espirituales llamadas kami como Amaterasu, Hotei, Inari.
  • Confucianismo: en su conjunto de doctrinas morales y religiosas, honra la existencia de un espacio superior al resto llamado Tian, que se refiere al cielo.
  • Neopaganismo: conformado por varios movimientos politeístas como la brujería, wicca, sincretismo y otras doctrinas paganas.

Las doctrinas filosóficas como el Budismo, el Taoísmo y el Jainismo son consideradas no teístas puesto no discurren en la creencia de un dios creador.