Judaísmo. Una religión que forma parte de la cultura de una nación

De todas las religiones abrahámicas y monoteístas que existen en la actualidad, el Judaísmo, siendo la más antigua, es la que mayor énfasis le ha dado a su identidad histórica.

El Judaísmo no solamente supone una religión, sino que también forma parte de una tradición, una cultura y una nación.

En base a esto, los judíos conservan una memoria cronológica que no sólo los marcó sino que los unió.

Como doctrina religiosa que dio origen al cristianismo e islamismo, el Judaísmo confiere que Yahvé, dios omnipotente y creador del universo, salvará a Israel para que sirva de ejemplo a la humanidad.

Adicionalmente, su práctica se basa en las enseñanzas de la Torá y la tradición oral o interpretación del texto sagrado.

Por consiguiente, estas interpretaciones fueron transcriptas en la Mishná, originando posteriormente el Talmud, que conformaron la ley judía llamada Halajá.

Otra característica del Judaísmo es que se adquiere por herencia biológica de la madre o por la conversión religiosa.

judaísmo en el mundo

Como consecuencia de diferentes acontecimientos, los judíos se encuentran dispersos por el mundo, estando concentrados mayormente en Israel, y en menor cantidad en Estado Unidos, Francia, Canadá, Argentina, entre otros.

Motivo por el cual se han desarrollado diversas tradiciones, incorporando a la religión, elementos culturales del país donde se ubiquen.

Pero los rituales importantes siguen conservándose, como la circuncisión de niños, el Shabat, prohibiciones de algunos alimentos y el Bar-Mitzvah.

Historia del Judaísmo.

El origen de la religión judía se remonta al año 1.000 A.C., que de acuerdo a la Torá, Yahvé le dio la orden a Abraham para que sus descendientes nacieran en la tierra prometida, Canaán.

Es así como los judíos se asientan en Gosén, una tierra del Antiguo Egipto, sin embargo, el faraón los esclaviza.

No es hasta que Moisés surge como líder, que el pueblo judío es liberado y conducido hasta Canaán.

Historia del Judaísmo

Dentro de este contexto, el desplazamiento desde Egipto y 40 años de peregrinación, constituyen momentos importantes en la religión judía.

Por otra parte, Abraham tuvo dos hijos, uno ilegítimo llamado Ismael, ascendiente de los árabes y musulmanes, quienes aún reclaman ser el pueblo heredero y elegido de Yahvé, y otro natural bautizado como Isaac, quien procreó a Jacob.

Volviendo a la cronología, una vez conquistaron Jericó, lograron establecerse en Canaán, territorio que corresponde actualmente a Israel y Palestina.

Al momento de radicarse en Canaán, cada uno de los doce hijos de Jacob formó una tribu, que posteriormente dividieron en Israel y Judea, territorios que fueron conquistados por otros pueblos poderosos.

Muchos judíos obligados a exiliarse, escribieron las primeras manifestaciones de la Torá, reflejadas en el Talmud de Babilonia y Judea.

En su historia, esta población estuvo dominada por antiguos imperios como los babilonios, persas, griegos, romanos, e incluso al momento de propagarse el cristianismo, fueron señalados como culpables de la muerte de Jesucristo.

Los judíos, luego de tener bastantes tribulaciones por sus destierros y señalamientos, siempre añoraron volver a su tierra prometida.

Historia del Judaísmo holocausto

Finalmente, desde 1933, sufrieron la persecución y el asesinato sistemático por parte de los alemanes nazis, hecho conocido como Holocausto.

Después de la II Guerra Mundial, en 1948, se funda el estado judío de Israel apoyado por la ONU.

Historia del Judaísmo fundacion estado judío de Israel

Fundamentos del Judaísmo.

Entre los principios básicos en los cuales se fundamenta la religión judía se encuentran:

Fundamentos del Judaísmo

  • Está basado en el Tanaj, un sumario de 24 libros que se refieren a la historia del hombre y los judíos a partir de la creación.
  • Con una esencia doctrinal monoteísta, la plegaria magistral es: Oye Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor es uno.
  • La estrella de David que representa la conexión entre el cielo y la tierra, es el símbolo del Judaísmo.
  • Guardar el Shabat, que dura 25 horas después del atardecer del día viernes, como día de reposo de las actividades.
  • El rabino constituye el líder de la comunidad judía, siendo una persona culta e instruida en la Halajá.
  • Los cultos, reuniones y encuentros comunitarios se realizan en la sinagoga, un templo donde sólo pueden entrar varones.
  • Israel constituye la tierra sagrada de la religión judía, al igual que el hebreo como lengua usada en esta religión.
Existe de igual forma un mesianismo, que indica que con la venida de Yahvé, la humanidad dejará de luchar y adoptará los comportamientos dictados por la Torá.

Textos sagrados del Judaísmo.

Los libros considerados por el Judaísmo de orden divino por su importancia histórica y doctrinal, son los siguientes:

Tanaj, representa la biblia judía conformada por 24 libros escritos en hebreo y arameo, compuesto en tres partes:

Textos sagrados del Judaísmo

  • Torá, confiere la base y el fundamento del Judaísmo, donde se señalan las enseñanzas dadas al pueblo de Israel.
  • Neviim, siendo la segunda parte, se refiere al libro escrito por los profetas, que a su vez se divide en profetas anteriores, profetas posteriores y los 12 menores profetas.
  • Ketuvim, presentado en forma de acróstico contiene los libros de los Salmos, Proverbios, Job, Cinco Rollos, Daniel, Esdras-Nehemías y Crónicas.
Mishná, manifiesta las normas y preceptos que abarcan la vida judía como el trabajo a la tierra, festividades, relaciones personales, vida familiar, rituales, leyes para una vida sana y santa.
Talmud, es el texto principal del Judaísmo rabínico, que incluye una recopilación de la transmisión oral transmitida por generaciones.
Halajá, ley que explica los principios enunciados en la Torá en base a conducta y aspectos de la vida judía.
Zóhar, un libro místico de la cábala judía, escrito por el rabino Shimon bar Yojai.

Festividades del Judaísmo.

En el interior del Judaísmo se desarrolla un entramado cultural de donde se desprenden festividades tradicionales que forman parte de la identidad hebrea, y de acuerdo a su calendario celebran:

Festividades del Judaísmo

Días de renovación: Rosh Hashaná (Año Nuevo), Tishrei (primer mes del calendario), Yom Kipur (día del perdón).

Fiestas de liberación, como Sucot, Purim, Shavout (entrega de la Torá), Pésaj (Pascua judía).

Jornadas de ayuno, las más importantes son por la destrucción del Santo Templo de Jerusalén y el llamado de Herodes.

Entre otras celebraciones que no aparecen en la Torá están:

Duelo por las víctimas del Holocausto y caídos en las guerras, Independencia de Israel y la reunificación de Jerusalén.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…