Pocos sucesos en la historia de la humanidad han tenido tanta transcendencia como el surgimiento del Islam, que no solo conforma un movimiento religioso seguido por millones de fieles, sino que contiene elementos que lo hacen una forma de vida.

La tercera religión monoteísta por orden de aparición cronológica, engloba en su doctrina paz, pureza, aceptación y compromiso.

El Islam tiene un significado de salvación, y sus fieles que son llamados musulmanes se designan rendidos ante Dios.

Para los musulmanes Jesucristo no es el hijo de Dios, sino un profeta más como lo fue Abraham, Moisés, Noé.

Los devotos del islamismo creen en Alá como su dios, y en el profeta Mahoma, quien recibió las revelaciones a través de Yibril o arcángel Gabriel.

Actualmente un 23% de la población mundial practica esta religión, siendo mayoría en países ubicados al norte de África, Medio Oriente y sureste de Asia, por ello contrariamente a lo que se cree, no todos los musulmanes son árabes.

Dentro del islamismo hay una corriente extremista que ha impactado al mundo con diferentes eventos como secuestros o explosiones.

En este sentido, esta tendencia se refiere a dar guerra a quienes no profesan su fe, rompiendo con los derechos más elementales del ser humano como son la libre practica de la religión, pensamiento y libertad de expresión.

Historia del Islam.

Historia del Islam

 Como antecedente histórico al islamismo se encuentra el culto a las estrellas que realizaban tribus ubicadas en el Medio Oriente.

Conforme a esto, Alá era el dios de la luna, que representada en etapa creciente es el símbolo del Islam.

La religión islámica se originó en la cueva de Hira, ubicada en Hiyaz, al noreste de la Península de Arabia.

Cuando un mercader llamado Muhammad recibió varias revelaciones de Alá, para ser predicadas a la humanidad, en el 610 D.C.

Este predicador tomó el nombre Mahoma o último profeta, quien comenzó a difundir las revelaciones en La Meca.

Pero en el año 622, es obligado a retirarse con sus seguidores a la cuidad de Medina, hecho que se conoce como el hégira, que marca el inicio del calendario islámico.

A los diez años siguientes, Mahoma ejerciendo el control religioso, político y militar, regresa a La Meca y domina gran parte de la Península Árabe.

Con su muerte, sus sucesores recibieron el título de califas, quienes crearon diferentes dinastías a lo largo del territorio mediterráneo.

Posteriormente con la caída del califato, surgieron varios estados independientes, entre el que destacó el Emirato Al-Ándalus.

Durante los siglos VIII y IX, los musulmanes desarrollaron el concepto del yihad, que representaba la obligación religiosa de imponer la ley islámica sharia en todo el territorio.

Entre los años 1250 y 1500, la expansión islámica abarcó África, sureste de Europa, India, Asia central e Indonesia.

Sin embargo, desde ese período hasta nuestros días, el islamismo ha estado marcado por bruscos conflictos, sobre todo entre sus corrientes.

Al mismo tiempo el Islam ha unificado su división con movimientos de renovación social, que le han dado vitalidad extraordinaria.

Ramas del Islam.

Ramas del Islam

Actualmente el islamismo no está unificado, como consecuencia de las diferencias dogmáticas desde la muerte de Mahoma, dividiéndose en:

  • Sunismo: representan el grupo mayoritario de musulmanes en el mundo, y se guían por el código Sunna derivado del Corán.

Entre las principales organizaciones político-religiosas están: Al Qaeda, Hamas, Talibán, Hermanos Musulmanes.

  • Chiismo: es la segunda rama de importancia, integrada por fundamentalistas extremos que reclaman la sucesión del liderazgo de Mahoma.

El principal grupo político-religioso lo conforma Hezbolá.

  • Sufismo: son los místicos del islamismo y le dan relevancia a la comunión con Alá.
  • Jariyismo: defendiendo de la libertad y democracia, se rebelan contra gobernantes islámicos a quienes consideran infieles.
  • Yihadismo: basándose en crear una sociedad global que cumpla la sharia, constituye la variante más violenta del islamismo.

Esta corriente está representada actualmente por el grupo fundamentalista ISIS.

Fundamentos del Islam.

Fundamentos del Islam

Los aspectos básicos en los cuales se fundamenta el Islam se pueden dividir en dos, a saber:

  1. Imam o fe, es el compromiso para aceptar a Alá sometiéndose a su voluntad, de acuerdo a la sharia.

La sharía determina a los creyentes los aspectos prácticos de su vida cotidiana como vestimenta, alimentación, reglas civiles y penales.

Al respecto, la sharia entre sus preceptos principales manda a creer en:

  • Alá, que es uno solo totalmente diferente al hombre y representa la justicia vengativa.
  • Los ángeles, que están en todas partes pero no tienen voluntad propia.
  • Los profetas, que fueron enviados por Alá durante todos los tiempos, siendo Mahoma el último y el más grande.
  • Los libros sagrados, suponiendo que el Corán es la continuación del Torá judío, los Salmos del rey David y el Evangelio de Jesucristo, y la culminación de todos ellos.

El Corán contiene 114 capítulos y 6.226 versículos que representan la fuente de la religión islámica, y norma la relación de los musulmanes con Alá.

La Sunna es la interpretación de las enseñanzas de Mahoma que confiere su práctica y cumplimiento.

El Hadit son los relatos autorizados en relación a la vida y doctrinas del profeta Mahoma.

  • Día del Juicio, será el momento en que Alá juzgará a los hombres, para recompensar a los fieles y castigar a los culpables.
  • Los decretos de Alá, porque todo está determinado por él, y todos deben someterse a su voluntad.

     2. Práctica religiosa o din, cuenta con cinco pilares: profesión de fe (shahada), oraciones (salat), ofrendas a los pobres (sakah), ayuno en el noveno mes lunar de Ramadán (saum) y peregrinaje a La Meca una vez en la vida (hajj).

Otros aspectos del Islam

Otros aspectos del Islam

Hay algunos aspectos fundamentales de la religión islámica, que se sumergen en la vida cotidiana de sus fieles:

  • La igualdad es únicamente para los hombres, a quienes se les permite una poligamia máxima de tres esposas.
  • Existe la prohibición de comer carne de cerdo, igualmente para consumir otros tipos de carnes, el animal tiene que haber sido degollado, desangrado y santificado en nombre de Alá.
  • En muchos países islámicos la mujer debe usar el burka, un vestido que las tapa de pies a cabeza.
  • No existe el sacerdocio, sino el Imam, que es quien dirige las plegarias colectivas y el liderazgo de los fieles.
  • El yihad constituye la guerra santa para imponer el islamismo, quienes mueren en ella reciben la vida eterna.