Religión de Francia: La libertad y pluralidad de cultos en un Estado laico

El rasgo imponente de la religión de Francia es la presencia dominante del cristianismo católico a través de su historia.

A pesar de ello, Francia es uno de los países menos religiosos de Europa, ya que la religión no juega un papel importante en la vida de sus ciudadanos.

En este sentido, el  80% de los franceses se declaran católicos, pero solo una minoría de la población la ejercita.

Bajo el principio de laicité o libertad de culto se encuentran otras prácticas religiosas, tales como el protestantismo, el islamismo y el  judaísmo.

La historia de la religión de Francia.

La religión de Francia estuvo marcada por una serie de episodios al que se le denomina Las Guerras.

Al respecto, fue un enfrentamiento religioso del cristianismo entre católicos y protestantes calvinistas, durante los años 1562 y 1598.

Conflicto que cesó con el ascenso al poder de Enrique IV de Borbón y la proclama del Edicto de Nantes.

Dicho mandato autorizaba libertad de conciencia religiosa, regulando la autonomía de culto a los protestantes calvinistas.

Pero no es hasta el año 1685, cuando Luis XIV decreta el Edicto de Fontainebleau que se oficializa el catolicismo como religión de Francia.

Actualmente Francia se declara como un estado laico o secular, con una amplia libertad de creencias, consagradas como un derecho constitucional.

Aspectos de la religión de Francia

Aspectos de la religión de Francia.

Francia constituye el país más secularizado del mundo, sin embargo sus tradiciones católicas contrastan con la diversidad religiosa:

Esta nación es la sede de importantes peregrinaciones católicas en santuarios como del Pilar, Torreciudad, Montserrat, Lourdes y Meritxell.

Igualmente la religión de Francia está envuelta en varias apariciones marianas, tales como:

Nuestra Señora de Lourdes, santuario destacado por su gran peregrinaje.

Señora de Potmain, también llamado Nuestra Señora de la Esperanza.

Señora de Rocamadour, uno de los complejos religiosos más sagrados de Francia y Europa.

Y la virgen de La Salette, uno de los santuarios más visitado en Francia después de Lourdes.

Otro de los aspectos religiosos que resaltan son las campanas de la Catedral de Notre Dame, que con sus sonidos reflejan la alegría o la tristeza de la sociedad francesa.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…